El hogar que piensa por ti

El hogar que piensa por ti

Podemos comparar un hogar inteligente con los beneficios que aporta la adquisición de un vehículo nuevo. Los elementos inteligentes mejoran la experiencia de tu coche, y sin embargo hemos aceptado seguir levantándonos para encender o apagar la luz, bajar y subir una persiana o abrir la puerta sin siquiera plantearnos que «todo esto puede ser distinto».

¿Por qué no convertir tu vivienda en tu vehículo inteligente?